Carmen de Bizet

Pláticas en torno a la música
P R E S E N T A

Carmen de Bizet ¿La conoces?

Un estudio sobre los personajes de la obra

Plática a cargo de Michel Deligny Fourles (Coordinador de Proyectos Especiales de Martes de Ópera, A.C.)

La plática tendrá lugar en el Restaurante “El Convento” ubicado en Fernández Leal #96, Col. La Concepción, Coyoacán, el día martes 19 de agosto a las 20:00 horas.

Entrada Libre

 

 

Un poco sobre Bizet…

Nació el 25 de octubre de 1838 en París, Francia.

Su extraordinaria celebridad se debe solo a una ópera, Carmen, aunque escribió otras óperas, de las que una o dos se representan de vez en cuando. Su prematura muerte, con treinta y seis años, interrumpió una floreciente carrera.

Fue un niño prodigio: a los nueve años accedió al Conservatorio de París y a los diecisiete escribió su hermosa Sinfonía en do. Después de pasar tres años en Roma, donde se concentró en la opera buffa, se sintió frustrado al volver a París. Ganó una competición de ópera cómica con El doctor Milagro y se representó en la Bouffes-Parisiens de Offenbach en 1857. Esto le trajo nuevos encargos para otras óperas que no se representaron mientras vivió. Mientras, en 1863, Los pescadores de perlas llegó a los escenarios.

Cuatro años más tarde, La bella muchacha de Perth le trajo muchos aplausos, pero el éxito se quedaba corto para su talento. Se mantuvo ocupado componiendo música para orquesta y piano; su música de acompañamiento de la tragedia provenzal de Daudet, La arlesiana, sigue siendo popular actualmente. Pero muchos de sus proyectos para ópera no se completaron nunca.

Después de la interrupción de la guerra franco-prusiana de 1870 a 1871, Bizet escribió una ópera comica oriental, Djamileh, pero pronto quedó eclipsada por Carmen. Con ella esperaba contrarrestar las críticas que lo habían acusado de complicado y oscuro. “Esta vez he compuesto una obra llena de claridad y vivacidad, de color y melodía”, alegó. Pero su estreno fue todo un fracaso. A pesar de que Carmen fue aclamada después como una obra maestra, Bizet no vivió para disfrutar de su éxito.

Carmen

Carmen es una de las óperas más apreciadas del mundo. Como suele pasar con las favoritas, primero no fue reconocida como obra maestra: en su estreno, su indecencia escandalizó al público conservador de la Opéra-Comique. Sin embargo, poco después se dejaron seducir por la magia y el encanto de sus melodías, el “exotismo” español de su partitura y la personalidad de los papeles. La obra se clasifica como una opéra comique  porque tiene diálogo hablado, aunque debajo de su exuberancia esconde un desenlace trágico. Las ricas tonalidades de los coros y la orquesta desempeñan un papel central. Mientras Don José, Escamillo y Micaela presentan unas bonitas arias, Carmen es la voluble diva gitana, que brilla con toda su luz en el acto I con habanera.

Fuente: Ópera, Alan Riding y Leslie Dunton-Downer.

Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*
Website